¿Qué es el Coaching Ejecutivo y Organizacional Integrativo?

El coaching ejecutivo es un potente método que impulsa el desarrollo profesional, individual y de la organización.
Un proceso de aprendizaje dinámico que tiene el objetivo de que el profesional progrese de forma segura y alcance autonomía en sus competencias directivas. En definitiva, que libere su potencial.
Mediante un proceso de acompañamiento, el coach y el cliente (coachee) buscan el camino más eficaz para alcanzar los objetivos fijados usando los propios recursos y habilidades de éste.
El coaching está plenamente enfocado a la acción eficaz y a optimizar el rendimiento con logros reales.
Las áreas de trabajo dentro del coaching ejecutivo son muy amplias, desde cómo sacar más rendimiento a las competencias profesionales, aprender nuevas habilidades y destrezas, descubrir las capacidades y fortalezas hasta potenciar las áreas de mejora. En este caso, el enfoque apunta a entrenar la capacidad de liderazgo, comunicación, administración del tiempo y los elementos personales que influyen directamente en los resultados económicos de la empresa.

¿Por qué integrativo?
Porque entendemos que no podemos trabajar la faceta profesional de una persona sin pasar por su faceta personal, pues el ser humano es una sola unidad donde se integran todas sus facetas.
La naturaleza del coaching pasa por abrir el mapa mental del cliente, utilizando la terminología de la PNL y de la Inteligencia Emocional, incrementando su nivel de conciencia y apoyándole en el paso a la acción.

¿El objetivo?
Estudiar las necesidades de cada organización, escuchar a sus equipos y detectar a través del trabajo conjunto con el cliente, cuáles son las potencialidades y las áreas de mejora para trabajar sobre ellas.
Optimizar el trabajo y rendimiento de cada persona: Optimizar el resultado de la empresa.
¿Cómo trabaja el Coaching a través de un proceso?:

• el coaching se basa en conversaciones confidenciales entre coach y coachee.

• son sesiones de aproximadamente 1:30h, con una frecuencia que puede variar entre 1 y 3 sesiones al mes.

• el coach realizará una serie de preguntas muy específicas para concretar y encaminar el pensamiento del coachee y concienciarle entre el número de alternativas posibles de actuación.

Propuestas de trabajo:

Procesos formativos a través de distintas cápsulas tras análisis de necesidades

Procesos de Coaching Ejecutivo personal individualizado

Coaching de Equipos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *